Se busca darle liquidez al sistema de salud, para que preste mejor servicio a los ciudadanos.

En el Hospital San Vicente Fundación, en Medellín, el presidente Iván Duque encabezó el acto protocolario de inicio de los desembolsos.

La implementación del Acuerdo –incluido en el Plan Nacional de Desarrollo ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’–empezó con el pago de las deudas que contrajo la liquidada EPS Caprecom con entidades en todo el país.

La suma que ya empezó a ser pagada es de 514 mil millones de pesos, principalmente por prestación de servicios a Caprecom de tecnologías en salud no cubiertas con la Unida de Pago por Capitación (UPC).

También se empezarán a pagar $172 mil millones de deudas reconocidas por el mecanismo de glosa transversal a través de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres).

Esta es la primera vez en la historia del país que un Gobierno se compromete a conciliar y saldar deudas que se han acumulado en el sector salud, al mismo tiempo que promueve el pago de las acreencias entre los diversos actores del sistema.

Los recursos que este martes comenzaron a girarse para darle liquidez al sistema llegarán a 1.361 IPS (50,84%) y hospitales públicos (49,16%) de todo el país. Esta inyección financiera del Acuerdo de Punto Final beneficiará también al talento humano en salud, a médicos, enfermeras, porque, inclusive, los recursos deberán llegar para pagar deudas o sueldos acumulados.

Los distritos y departamentos que más recibirán pagos son Bogotá ($29.582 millones), Antioquia ($23.104 millones), Valle del Cauca ($22.318 millones), Barranquilla ($13.993 millones) y Atlántico ($12.529 millones).

Por su parte, los hospitales públicos a los que más les girarán recursos son el Hospital Departamental de Villavicencio ($9.301 millones), el Hospital Universitario del Valle ‘Evaristo García’ ($6.673 millones), el Hospital Erasmo Meoz, de Cúcuta, ($6.476 millones); el Hospital Universitario La Samaritana, de Bogotá, ($6.411 millones), y el Hospital Federico Lleras Acosta, de Ibagué, ($5.065 millones).

Finalmente, las IPS a las que más les llegarán dineros son la IPS Universidad de Antioquia ($7.096 millones), Dumian Medical, de Buenaventura, ($4.614 millones); Su Vida, de Cali, ($4.075 millones); clínica Laura Daniela, de Valledupar, ($4.061 millones), y la clínica Medilaser, de Neiva, ($3.269 millones).

Con este gran esfuerzo económico que está haciendo el Gobierno se garantiza la sostenibilidad financiera del sistema en salud en Colombia, lo que quiere decir que los más de 45 millones de colombianos podrán seguir contando son sus servicios de salud, con la entrega de medicinas, la asignación de citas, la practica de exámenes médicos, y que los hospitales públicos puedan operar con tranquilidad.

Este Acuerdo de Punto Final viene acompañado de medidas estructurales que hacen más eficiente el gasto en salud y evitan una nueva acumulación de deudas, como la actualización del Plan de Beneficios de Salud (PBS), el control de precios de medicamentos, las compras centralizadas, la continuidad de las exclusiones, la implementación de Valores Máximos de Recobro.

Además, genera condiciones de equidad para todos los colombianos con la centralización en la Nación del pago de servicios y medicamentos que están por fuera de la UPC y que antes eran responsabilidad de los departamentos y distritos.

El Acuerdo de Punto Final le da salud al sistema de salud, porque elimina deudas que se habían convertido en una especie de enfermedad crónica y que con la decisión del Gobierno del presidente Duque empiezan a tener una solución.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Ministerio de Salud y Protección Social.