Foto tomada de la Alcaldía de Bogotá

El primero de octubre en la tarde de la ciudad capitalina, el estadio, Nemesio Camacho el Campin, se deleitó por el concierto de los Foo Fighters quienes estarían acompañados de las bandas Tenacious D y de Weezer.

Pero la principal duda sobre este evento sería el de como quedaría la cancha de juego luego de soportar a miles de aficionados del rock, pues el 3 de octubre se llevaría el partido entre el Santa Fe y el Bucaramanga, quienes estarían buscando la victoria para acercarse a los 8 primeros de la liga.

Luego de que el concierto se acabara cerca a media noche, el equipo de logística de la alcaldía empezaría el desmontaje de los diversos objetos que se encontraban en la cancha como el escenario y la gran carpa donde se encontraban los encargados de supervisar luces y el sonido.

En tiempo casi record, la alcaldia publicó una foto en la mañana del 2 de octubre para tranquilizar a los fanáticos del fútbol, escribiendo «El estadio El Campín quedó en óptimas condiciones después del concierto de Foo Fighters, ya llevamos seis horas de desmontaje y pronto estará listo para el partido de mañana entre Santa Fe y Bucaramanga»

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.