Como respuesta a las denuncias de los habitantes de la localidad de Suba, unidades de inteligencia de la Policía de Bogotá, desarticularon una estructura criminal, conformada por nueve personas, que se habían encargado de generar todo un escenario de delincuencia, principalmente en los alrededores del sector conocido como Casitas.

Una de sus actividades más recurrentes, estaba relacionada con la venta de estupefacientes, donde el presunto líder de la banda, ‘Stiven’, aprovechaba un colegio de la zona, para tratar de atraer menores de edad, ofreciéndoles sustancias alucinógenas gratis y de esta manera, instrumentalizarlos y vincularlos en el negocio criminal.

Así mismo, se habían dedicado al hurto en la modalidad de atraco, pero especialmente, contra el gremio de taxistas, a quienes frecuentemente les solicitaban el servicio, conduciéndolos al mismo sector de Casitas, que se caracteriza por el poco acceso vehicular.

Allí amenazaban a los conductores con armas blancas y los despojaban de sus pertenencias.

La mayoría de los integrantes de esta estructura criminal, tiene antecedentes por hurtos, homicidios y hasta secuestro.

En los videos recopilados por los investigadores, se evidencia la agresividad con la que amenazaban incluso a indefensas mujeres, para asaltarlas, así como la manera descarada de comercializar la droga, en presencia de adolescentes.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.