Carta a un hermano

Hoy mi voz se dirige a ti, hermano, desde la plenitud clara y radiante que desprende el recuerdo de valor que albergo en mi mente