Luego de aceptar la apelación de un Fiscal Especializado de Derechos Humanos de la Fiscalía Seccional Cali, la Sala Penal del Tribunal Superior de Cali condenó a 238 años de prisión a siete militares del batallón de alta montaña No 3, de la Tercera Brigada del Ejército. Los uniformados eran investigados por el delito de homicidio en persona protegida.

El alto tribunal revocó la sentencia absolutoria que había favorecido a los militares y que había sido proferida por el juzgado 13 Penal del Circuito de Cali, el 24 de mayo pasado.

Los militares condenados a 34 años de prisión, cada uno, son:

  • Manuel Arturo Pabón Jaimes
  • Carlos Enrique Martín Díaz
  • Eduardo Fidel Angarita Santiago
  • Luis Francisco Galvis Sepúlveda
  • Jhon Jairo Quijano Sánchez
  • William Fabián Mosquera Delgado y
  • Cristian Daniel Delgado Cuascuer.

De acuerdo con la sentencia condenatoria, los militares “son coautores penalmente responsables de los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo con ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

Los militares deberán pagar una multa de 200 salarios mínimos legales vigentes y fueron inhabilitados para el ejercicio de derechos y funciones públicas por el mismo lapso de la pena principal.

Los hechos por los cuales los uniformados son procesados ocurrieron el 11 de marzo de 2006 en una finca ubicada en la vereda Golondrinas del municipio industrial de Yumbo.

Ese día, de acuerdo con la investigación, los uniformados realizaron una operación de contraguerrillas en la que resultó muerto José Orlando Giraldo Barrera, un campesino que se encontraba trabajando en la finca.

En el informe presentado a los mandos superiores del batallón de Alta Montaña, cuyo comandante era el coronel Bayron Carvajal, los soldados argumentaron que Giraldo Barrera era un guerrillero de las FARC.

La investigación determinó que la víctima no tenía nada que ver con la guerrilla y se trató de un homicidio en persona protegida, conocido también como falso positivo.

El magistrado ponente de la sentencia condenatoria ordenó al Centro de Servicios de los Juzgados Penales del Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA) la captura inmediata de los siete militares para que empiecen a cumplir la condena de prisión.

La sentencia condenatoria es la primera que se ejecuta por un caso de falso positivo en el Valle del Cauca.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Fiscalía General de la Nación