En el punto exacto donde Cruz fue atacado (calle 19 con carrera cuarta, centro de Bogotá) por un agente del Esmad, agresión por la que hoy se debate entre la vida y la muerte, los manifestantes se acostaron con velas, mientras otros amenizaban el ambiente con sus cacerolas.

 

 

 

 

 

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.