Foto tomada de Twitter @Ro_SaavedraM

Las potencias económicas del mundo, se juntaron esta semana en la ciudad de Biarritz, Francia. Con el fin de resolver distintas situaciones que están afectando a la sociedad, pero uno de los temas de la agenda que más interés llevaba era el del amazonas, pues el hermoso paisaje natural de esta selva se está incendiando.

Fue así, como todos los medios estuvieron pendientes a las palabras con las que se pronunció el G7 sobre esta problemática, concluyendo que aportarían $20 millones de dólares para combatir los incendio en el amazonas, aunque hubo bastante polémica por la poca cantidad de dinero que donaron, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, rechazó con repudio la donación que realizó el G7.

El mundo quedó atónito cuando el jefe del gabinete del país brasileño, Onyx Lorenzoni, anunció que no recibirían esta cantidad de dinero que ofrecieron los distintos países que forman el G7. Y la única manera con la cual parece que se reflexionaría la idea de aceptar el dinero, es si, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, decide retirar las fuertes palabras que tuvo contra el presidente Jair Bolsonaro. Además, por su parte, el francés llegó a decir que no apoyará al acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, si Brasil no mostraba un verdadero compromiso hacia el medio ambiente.

Este hecho ha sido de bastante controversia pues parece que fueran niños los que gobiernan estas dos naciones, ya que el uno se siente herido por las palabras del otro y en forma de capricho no aceptará el dinero que le están ofreciendo, mientras que el otro tampoco parece querer cambiar su postura y pareciera un niño mimado.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.