Todo empezó luego de que Brian Álvarez dijera que no cree en los resultados que arrojó la prueba de ADN que se realizó con el fallecido artista, en México.

Ya hay una demanda que lo anda persiguiendo, y lo va a alcanzar; de buena ley se lo he dicho y, si no es de buena ley, pues de mala ley. […]  Qué pena que tengamos que llegar a esto”

 

 

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.