Ese capital hacía parte de los donativos que recibió el menor  para un costoso tratamiento costoso que necesitaba por su atrofia muscular espinal.

Además de la mencionada suma, su padre Mateus invirtió 50.000 reales (41,6 millones de pesos) “en una casa de prostitución”. Debido a esE desfalco de fondos y a una denuncia por parte de la mamá del bebé, el sujeto fue detenido el 22 de julio de este año.

El hombre aún está en juicio y que la sentencia en su contra por fraude y “abandono material contra su hijo” se dará “a finales de este mes”.

Debido a la dilapidación de dinero, el hijo de este hombre, llamado João Miguel, no pudo ser atendido debidamente y murió el jueves 17 de octubre.

 

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.