Con una cifra superior 200.000 fallecidos por la COVID-19, el número de víctimas mortales causadas por el coronavirus en Estados Unidos superó el total de las últimas cinco guerras en las que ha luchado el país, desde la sangrienta guerra de Vietnam hasta los recientes conflictos en Irak y Afganistán.

Ante le hecho el presidente Donald Trump no ha tomado medidas, pues el país funciona con total normalidad e incluso horas antes Trump firmar falsamente que el coronavirus no afecta «a nadie joven» y el país ya completa una cuarta parte de la población total fallecida.

Artículo Recomendado 

Vuelven los vuelos internacionales después de 6 meses

Según arrojan los resultados diarios, las muertes se han vuelto a un promedio de 770 por día. Ahora un modelo estadístico de la Universidad de Washington predice que la cifra total de muertos en el país se podría duplicar hasta la cantidad de 400.000 muertes para fines de este año, si la población y el gobierno no atienden la emergencia.

Los lugares que acumulan mas muertes en el país son Nueva York con 33.000 muertes, le sigue Nueva Jersey 16.000 muertes y entre Texas y California suman 15.000 fallecidos, convirtiéndolas en unas de las regiones más afectadas y vulnerables.

Tras la lamentable cifra el candidato a la presidencia en Estados Unidos, Joe Biden, se ha pronunciado al respecto en su cuenta de twitter.

“200.000 estadounidenses han muerto a causa de este virus. Es un número asombroso que es difícil de entender. Pero detrás de cada muerte por COVID-19 hay una familia y una comunidad que nunca volverán a ser las mismas. Hay un costo humano devastador por esta pandemia, y no podemos olvidarlo.” Traduce el tweet del candidato

A su vez mostró su descontentó ante la indiferencia de Trump agregando que «Mientras otras naciones trabajaban todo el día para controlar este virus, nuestro presidente estaba muy preocupado tuiteando y jugando al golf”.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Mundo 7/24,  Anyel Ruiz.