Las llamas empezaron a registrarse desde el pasado viernes en horas de la noche donde las autoridades competentes lograron apagar las llamas el domingo en horas de la noche, sin embargo, las conflagraciones se reiniciaron este lunes a las 5 de la mañana.

La magnitud del hecho se debe a los fuertes vientos que están pasando por la zona, causando que las llamas se propaguen a gran escala y causen los daños en las ya 964 hectáreas de vegetación de los cerros y 11 nacimientos de agua de la región opita y la cifra asciende.

Artículo Recomendado 

Electricaribe demanda a Cartagena por 55 mil millones de pesos.

“La Fuerza Aérea ha realizado 25 descargas consistentes en 4000 galones de agua, y para el trabajo de este lunes se cuenta con un almacenamiento de 11.000 galones” afirmó la oficina de Gestión de Riesgo en el departamento el día de ayer.

Aparte de la Oficina de Gestión y Riesgos del Huila, a la emergencia han llegado bomberos de Palermo, Teruel, Campoalegre, Santa María, Algeciras, Yaguará y Rivera y otras autoridades como la Fuerza Aérea, Novena Brigada, Ecopetrol, Secretaría de Salud, la Policía e incluso habitantes de la zona han ayudado con la emergencia. Esto debido a que es una zona de difícil acceso donde también tuvieron que incluir carrotanques.

Así como la situación a causado daños en los cerros, también ha generado emergencia en municipios cercanos como Tello, Neiva, Aipe y Baraya, por lo que el Ideam emitió la alerta roja por las crecientes súbitas.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Mundo 7/24,  Anyel Ruiz.