Según el informe titulado “Las múltiples caras de la exclusión” la organización Save the Children afirma que Colombia es uno de los peores países para ser niño.

El maltrato intrafamiliar, la violencia de género, el desplazamiento forzado, la trata de personas, el microtráfico, el abuso sexual y la prostitución forzada, son algunos de los casos que más afectan a los niños, niñas y jóvenes de Bogotá.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), reporta que al menos 66 casos denunciados por todo tipo de violencia contra menores son atendidos, pero infortunadamente el 97% de los casos queda en la impunidad según datos de la Fiscalía General de la Nación.

Es una cifra preocupante, noticias como la de Yuliana Samboní, una niña de tan solo siete años, quien fue secuestrada, violada y asesinada, también el caso de Andrea Buitrago, una niña de 10 años que fue violada y brutalmente asesinada o el secuestro de Cristo José, causaron conmoción en el país.

Son centenares los casos similares, no obstante, no son la única fuente de inseguridad para los niños, niñas y jóvenes, titulares en las noticias como: “Niños de 0 a 24 meses son drogados para la mendicidad”, “menores son el principal foco de trata de personas” o “Índice de consumo de sustancias psicoactivas en menores incremento en el último año” “Reclutación masiva de jóvenes campesinos para el conflicto”

Debido a todos estos sucesos el Concejal de la capital, Julián López Sierra, decidió ser el abanderado de esta causa y hacer valer los derechos de los más vulnerables, logrando gracias a su gestión, que se implementaran proyectos que beneficiaron a más de 115.056 niños, niñas y jóvenes y el sistema de eliminación del trabajo infantil y trata de personas que le arrebató a estás mafias 81.000 niños, niñas y jóvenes.

En la actualidad se adelantan proyectos, debates de control político y propuestas para la prevención de la explotación comercial y sexual de niños, niñas y adolescentes, así como la erradicación del trabajo infantil y el consumo de drogas de nuestros jóvenes, proyectos que también buscan beneficiar a los más de 7.000.000 de bogotanos.

Julián López, reconocido públicamente por su buena gestión en control político y actividad normativa, busca continuar en el Concejo su labor de proteger los derechos de los niños, niñas y jóvenes de la capital, participando en las elecciones del próximo 27 de octubre por el Partido de Cambio Radical con el número 45.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.