Imagen fuente: https://www.xlsemanal.com

El reconocido pintor, Leonardo Da Vinci jamás llegó a pintar la obra de “La batalla de Anghiari” en los bellos muros del Palacio Vecchio de Florencia, así lo aseguró un informe presentado el miércoles de esta semana, y que contradice los rumores acerca de la obra más buscada del genio renacentista.

En la Galería de los Uffizi se acogió la presentación de un libro en el cual un grupo de historiadores analizó la decoración de la Sala de los Quinientos del Palacio Vecchio.

Fue precisamente en la sede del ayuntamiento florentino y donde Leonardo Da Vinci se suponia debió haber realizado este fresco en el año 1503.

Por varias décadas se creyó que este grandioso mural de Da Vinci estaba bajo las capas de pintura de un fresco realizado por Giorgio Vasari, sin embargo, fue cuestión de tiempo para que se llegara a la conclusión de que sencillamente nunca llegó a realizarse.

Pero, si esto es cierto, que se podría decir acerca de esta pintura, se cuestiona que probablemente la «sala grande» puede esconder esta obra, este fue siempre uno de los espacios más importantes en la historia de la ciudad, como sede de poder, y fue mandada construir por el fraile Girolamo Savonarola, predicador de pobreza y promotor de las “hogueras de las vanidades”.

Por parte de Leonardo Da Vinci el debía realizar un grandioso fresco para conmemorar la batalla de Anghiari contra el Ducado de Milán de 1440, pero a pesar de esto, la obra se ha convertido en todo un misterio, ya que, de esta no hay ni un mínimo rastro con el paso de los siglos.

Desde que existe este misterio, han sido varias las teorías que han salido acerca de este fresco, como por ejemplo, que acabó bajo el mural de Vasari, que tuvo fatales problemas de conservación o que directamente acabó pereciendo con las continuas remodelaciones que ha vivido la sala.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Mundo 7/24,  Andrés Ordoñez