Foto tomada de Twitter @GolSello

Luego de haber disfrutado la gloria de ganar la copa sudamericana en el año 2015 de la mano de jugadores talentosos como: Yerri Mina, Francisco Meza, Luis Manuel Seijas y Wilson Morelos, parece que el equipo rojo estuviera en declive y que ha perdido la chispa con la cual fue capaz de ganarle en penaltis al equipo argentino, Huracán.

Santa fe, está pasando uno de los peores momentos que ha tenido como institución, pues, además de no poder alzar cabeza en la liga águila y haber ocupado el semestre pasado el puesto 20 en ella, hace creer que al equipo le está faltando algo, lo cuál aun no ha descifrado el presidente del club, César Pastrana.

La molestia en las tribunas es cada vez más evidente, al igual que la preocupación de los jugadores y de los directivos al estar contemplando el posible descenso del «león». Pero, esta crisis que está viviendo el club, no es sorpresa, pues desde el año 2015 el equipo se ha convertido en un mar de dudas.

Jugadores que son pedidos del extranjero y que no son puestos en cancha, transferencias que han dejado mucho que pensar y técnicos que van y vienen. Todos estos movimientos, han creado una difícil pregunta que muy poca gente podrá contestar. Y es ¿A qué juega el equipo Cardenal?

Han sido tantos los movimientos en el vestuario en tan poco tiempo, que los jugadores no se han acoplado uno con otro y no logran definir una filosofía de juego clara, pues no ha llegado un técnico que ponga orden al equipo. Por lo cual, muchos de estos jugadores terminan rindiéndose y saliendo a otros equipos con mejores oportunidades en el torneo.

Poco a poco las fechas se van terminando y no parece existir un claro salvador que ayude al equipo cardenal a salir de su difícil situación.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.