Imagen Tomada De RCN

“No es seguro que me vaya a morir, pero si muero, el filme tiene que cambiar” Luis Ospina.

Él hacía parte del  irreverente «Grupo de Cali» que estaba integrado por mentes que estimularon un cambio en el panorama cultural caleño y colombiano en la década de los 70: Carlos Mayolo, Eduardo Carvajal, Ramiro Arbeláez, Andrés Caicedo, Sandro Romero Ruiz y, por supuesto, Ospina. Juntos fundaron el Cine Club de Cali. Entre los elementos más relevantes fue la creación y publicación de Ojo al cine, revista que marcó el inicio de una era cinéfila en el país.

El término Gótico Tropical fue escogido por  Ospina para designar parte de su trabajo como director junto a Carlos Mayolo. Y representaba una especie de terror situado en el trópico, opuesto al género de invierno y castillos. Se trataba de un elemento colombiano que estuvo presente en cintas como La Araucaima (1986), al igual que en la literatura de mentes como Andrés Caicedo con textos como Destinitos fatales (1971).

La obra de Luis Ospina se vio reflejada como elogio del documental en los nueve documentales de larga duración y 20 cortometrajes. Además de sus escritos para la revista Ojo al cine, Ospina fue un importante crítico, cronista y analista de la cinematografía colombiana e internacional. Tuvo publicaciones como El MalpensanteCinematecaKinetoscopio Número. Al igual también fue tuvo su reconocimiento como director artístico del Festival Internacional de Cine de Cali FICCALI desde 2007.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.