En 2018, cerca de 25 millones de personas buscaron servicios de salud en todo el país y de ellos, 99,23 por ciento accedió a ellos sin recurrir a las acciones de tutela.

La cifra fue revelada por Juan Pablo Uribe Restrepo, ministro de Salud y Seguridad Social, en la presentación, este lunes, del informe ‘La tutela y los derechos a la salud y la seguridad social’, de la Defensoría del Pueblo.

El Ministro subrayó que solo el 0,77% de las personas requirió de esta acción legal para acceder a algún servicio de salud, lo que indica que si bien se ha mejorado, hay mucho por avanzar en este tema, tarea en la que está empeñada esta cartera para garantizar una salud con calidad y evitar que se vulneren los derechos de los pacientes.

«La tutela muchas veces termina siendo la última opción para hacer cumplir el derecho fundamental a la salud. También es una expresión de errores en el sistema, pero en cualquier caso nos debe llevar al mejoramiento», precisó el ministro. «Por eso cada tutela importa y debe ser para mejorar, pues de lo contrario es difícil que la salud progrese».

Según el informe de la Defensoría del Pueblo, en 2018 se presentaron 207.734 tutelas en salud, de las que 187 mil corresponde a atenciones en los regímenes contributivo y subsidiado; el restante son producto de fallas en los regímenes especiales y las ARL.

El ministro Uribe señaló que muchas veces se cae en la generalización y se asegura que la tutela es la puerta de entrada al sistema de salud, «pero no lo es», enfatizó. En este sentido manifestó que el comportamiento de esta acción legal no es homogéneo en el país, pues la diferencia entre el departamento con más tutelas y el de menor número es de 10 a 1.

«Pero en su conjunto tienen un sobrecosto muy grande para el sistema judicial, sobre la calidad de vida de la sociedad y para el sistema de salud, porque es un elemento de descredito, desconfianza, de señalamiento permanente sobre el cual tenemos que responder», dijo Uribe Restrepo.

Acotó que el Ministerio está desarrollando acciones con los entes territoriales para mejorar la calidad de la atención a los pacientes y que, consecuentemente, se siga reduciendo el número de tutelas que debe enfrentar el sistema.

Para ello, explicó, es clave la respuesta de la Superintendencia Nacional de Salud, las Secretarías y los organismos de control, porque hay una concentración de desempeños dispares en la que hay que intervenir. «Por eso es clave depurar EPS que no le cumplen a la población y que concentran la mayoría de tutelas», aseguró.

Entre otras medidas, el Ministerio, para mejorar los servicios de salud a los colombianos, recentralizará los recursos para cumplir con los servicios y tecnologías no financiados con la Unidad de Pago por Capitación (UPC) y está implementando el Acuerdo de Punto Final.

«Con este Acuerdo estamos haciendo un esfuerzo único que fortalecerá la capacidad de atención de los ciudadanos y pondrá al día las cuentas del sector, para mejorar la capacidad de atención de los ciudadanos y recuperar la confianza en él. También hemos fortalecido la política de control de precios de medicamentos, abriremos la discusión de valores máximos de recobro para 1.500 medicamentos y seguiremos avanzando en compras centralizadas, buscando garantizar eficiencia con acceso a los mismos y sostenibilidad a largo plazo», concluyó el ministro Uribe.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Ministerio de Salud y Protección Social