Tribunal francés dijo que cualquier incidente que pase durante un viaje de negocios a un empleado es responsabilidad de la empresa.

El infarto mortal que sufrió un hombre en un encuentro sexual que sostuvo durante un viaje de negocios, es considerado un accidente laboral. Y la sentencia final fue que la empresa debe indemnizar a la familia del fallecido, con el 80 por ciento del salario mensual de ese empleado hasta el día de dicha jubilación.

«La ley francesa (artículo L 411-1 del código de la seguridad social) estipula que un accidente laboral es un accidente que se produce en el curso del trabajo»

Lo que declaró el portavoz del tribunal a Euronews, añadió que el trabajo en  contexto se refiere al tiempo de trabajo real en el lugar de trabajo habitual o cuando el empleado se encuentra en un viaje de negocios para su empleador.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.