Imagen fuente:@realDonaldTrump

El 30 de julio, a través de su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense busca poner como media de prevención para el contagio del coronavirus aplazar las elecciones presidenciales hasta que la emergencia termine, ya que el congreso decreto que estas serían realizadas a través del correo electrónico.

“Con la votación universal por correo (no la votación en ausencia, lo cual es bueno), 2020 será la elección más INACTIVA Y FRAUDULENTE de la historia. Será una gran vergüenza para los Estados Unidos. ¿Retrasar las elecciones hasta que las personas puedan votar de manera adecuada y segura?”

Como respuesta el Congreso se pronuncio y dijo que en la historia de Estados Unidos nunca se han aplazado unas elecciones presidenciales, ni siquiera durante la Guerra Civil. De igual forma, desde la oficina Legislativa del Partido Republicano rechazo la idea de Trump.

A pesar de ser rechazado, en horas de la tarde del mismo día, el presidente insistió en su propuesta argumentando que puede prestarse para fraude electoral y que al final esas elecciones no significarían nada.

«Hemos dado tremendos ejemplos, muchos ejemplos, de todo el fraude y muchas cosas que han pasado con respecto al voto por correo», dijo.

Se aclara que esta decisión no la puede tomar el presidente electo según la ley de 1845, para que esta fuera aprobada se haría una votación en la que la mayoría del congreso aprobará la petición y aún así Donald Trump debería dejar su cargo sin falta el 20 de enero del 2021.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Mundo 7/24,  Anyel Ruiz.