Lc 10,38-42: Marta lo recibió en su casa. María ha escogido la parte mejor.

Mi corazón te ansía, habla mi Jesús. Me adentro en mi ser, para transportarme a la escena de tu Evangelio, hoy nos presentas dos hermanas Martha y María.

Me pregunto cuantas veces actuamos como Martha, preocupadas por los trabajos externos, cansadas de correr, buscar y no encontrar, olvidando lo importante.

María de rodillas a los pies de mi Señor, tranquila, esperanzada, en espera, atenta a sus enseñanzas, como su mejor regalo.

Mi Señor Amado te doy gracias, por que un día entendí que lo más importante eres Tú, despertar y buscarte es mi gran tesoro, entregar todo en tus manos es mi gran descanso y actuar como tú deseas.

Mi corazón cada día se llena más de tu amor, por que sin tu amor no hay aire, no hay esperanza, mis manos te necesitan para ser puente y poder llegar adonde tú quieres que llegue.

Tu enseñanza hoy nos dices a entender lo importante de lo urgente, mi Jesús, se Luz de Fe en nuestras vidas para que ilumines nuestro caminar. Amén

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.