Después de un mes de la muerte del taxista y estudiante de derecho Javier Ordóñez, en manos de la brutalidad policial de dos uniformados, Maura Dotti, quien era la pareja sentimental de la víctima, habla por primera vez sobre lo ocurrido con un medio de comunicación.

Maura explica que la razón por la cual no se había pronunciado al respecto era por respeto a la familia de Javier y por no decir algo que pudiera intervenir en la investigación que se lleva a cabo, es por eso que, tampoco realizó comentarios sobre el proceso, sino mencionó cómo era su pareja en vida.

“Nosotros vivíamos en un quinto piso y yo lo escuchaba reír en el parqueadero del conjunto”, comenta Dotti y confiesa que la mejor manera para describir a Javier era por el apodo que le habían puesto sus amigos, ‘Ñeñe’, “él era un niño en el cuerpo de un hombre”, recuerda Maura y destaca todas las sonrisas que le sacaba, la inocencia con la que  llevaba la vida y las picardías.

Artículo Recomendado 

No han encontrado al Ginecólogo acusado de violación

Por su parte, Lorena Segura, amiga de Javier y de Maura, corrobora la información y asegura que “por la policía tenemos un profundo respeto, pero estamos muy dolidos (..) Santa Cecilia es un barrio en el que viven muchos oficiales y ex-oficiales de policía. Gran parte de nosotros, los amigos de Javier, somos hijos de ellos”.

A su vez, Dotti recuerda un homenaje que hicieron en nombre de Javier con sus familiares y amigos, en el que todos vestían una camiseta blanca con un mensaje que decía “justicia para Javier”, agrega que no podía contener el llanto de todos los recuerdos que le llegaban.

Finalmente, explica el grafiti del rostro de Javier en Santa Cecilia, cuenta que todos sus amigos se pusieron de acuerdo en contratar un artista urbano y plasmar el recuerdo del ingeniero.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Mundo 7/24,  Anyel Ruiz.