Debido a la pobreza y la falta de recursos médicos, los pueblos indígenas son una de las comunidades más vulnerables de infectarse y morir por el Covid -19 en toda América Latina.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y el Instituto Nacional de Salud (INS) no tienen cifras compatibles para presentar un informe detallado del número de muertos, recuperados e infectados en los pueblos ancestrales.

Artículo Recomendado

Primera vacuna contra el Covid-19 registrada por Rusia

Pero, de acuerdo con un reciente informe entregado al inició de mes emitido por la ONIC el sector de esta población enfrenta una situación ‘cada vez más trágica’ con cuatro mil casos confirmados en 66 pueblos indígenas.

Mientras que el reporte reciente del INS revela que, en la región Caribe hay 1.594 casos activos, de los cuales 529 se concentran en Atlántico y 474 en Sucre. De igual forma, en esta zona del país han muerto 123 personas de estas comunidades. A su vez, las entidades territoriales con mayores índices de fallecimientos de este tipo son en Sucre con 474, Atlántico con 529, Córdoba con 354, La Guajira con 85, Santa Marta con 14, Bolívar con 78 y Cesar con 60 personas.

Como consecuencia de la pandemia para estas poblaciones como la Nación Wayúu, trae más problemas sociales que generan más caos que la misma enfermedad, obligándolos a desplazarse de sus territorios a cabeceras municipales por no tener comida para sobrevivir.

Es por eso, por lo que diferentes comunidades como la Arhuaco, Kogui, Wiwa y Kankuamos hace llamados al gobierno para que, primero ayuden a bajar el índice de fallecidos y de contagiados, y segundo generen estrategias para combatir los problemas sociales.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Mundo 7/24,  Anyel Ruiz.