Ella una mujer no como cualquiera, joven, atractiva, su encanto radica en ser ella, su personalidad, su talento, sus más profundos pensamientos, pensamientos que la llevan a construirse y reconstruirse cada vez que lo necesita, a ir más allá, ser lo que realmente quiere ser sin importar los límites, un corazón que palpita cada día lleno de sueños y metas por cumplir.

Es la segunda de 5 hermanos, músico desde pequeña, con un próspero futuro en el arte, no se imaginan lo que ella sentía cuando subía a un escenario a interpretar las canciones, ella construía sueños y llevaba al clímax a quienes escuchaban mientras cantaba, era indescriptible las sensaciones que se generaban.

Criada en un hogar cristiano, religión sin religiosidad, quiso prepararse para llevar mensajes de amor a través del arte a la comunidad, toma su maleta llena de anhelos y se va lejos, con la mente abierta al conocimiento, sólo quería descubrir la verdad de las sagradas escrituras para así componer canciones con sentido social; no fue fácil, era muy joven e inexperta, estaba lejos de casa, sin familia, sin amigos, pero con unas ganas profundas de aprender y conocer otras culturas que enriquecieran su alma y su espíritu. Vaya sorpresa y desilusión cuando retorna a seguir sus sueños, ahora era más difícil abrirse camino, se convertía en la competencia para otros que seguramente se veían amenazados con su presencia, ella ya no era la misma, ahora tenía talento, conocimiento y disciplina, vaya arma mortal.

Nunca ha sido una chica normal, no nació para seguir estereotipos ni reglas que la marginen, sabe que ya fue dignificada por el simple hecho de ser mujer. Ella sueña, todos los días sueña, trabaja y construye un presente diferente para ella, sus hijos y su familia, piensa que todo el trabajo traerá su recompensa, no puede ser tan injusta la vida con quien se la ha guerreado sin armadura en un mundo tan hostil con el sexo que representa. “Todo tiene que mejorar”, dice…mientras llora en silencio.

Madre cabeza de hogar, ella tiene dos hermosos hijos, Sara la mayor, esa niña es hermosa dice, es su versión mejorada, como no amar a tan bello tesoro. A Sara le gusta el dibujo, dibuja como los dioses, Isaack, la versión masculina de mamá, él es espontaneo, juguetón, es un artista, cada vez que su mamá lo mira ve al hombre de su vida, su niño, seguramente le dará muchas alegrías a su vida. Ella sabe que ellos son sus dos tesoros, sus amores, la razón de su ser, quienes toda la vida le darán satisfacciones.

Cuatro de cada diez mujeres en Colombia son madres cabeza de hogar, eso lo dicen las estadísticas, pero pensaría que esta cifra asciende a más porcentaje, criar hijos sola no es sólo no tener la presencia masculina en el hogar, es no tener ese respaldo al momento de asumir dicha responsabilidad.

La mujer siempre ha sido la piedra angular de la familia, el centro de los hogares, no entiendo dice, cómo puede ser que en estos tiempos de post modernismo aún se crea que las mujeres ¿sólo nacieron para parir y criar hijos?, por qué el menosprecio y la sub valoración a este ser tan fuerte y maravilloso que se esfuerza no sólo para sacar adelante los hijos que asumió como responsabilidad sino también el compromiso de educarse a nivel intelectual para poder acceder a un mundo donde las brechas salariales son más amplias y menos las ofertas laborales, no es fácil mantenerse en pie en medio de una sociedad que por pertenecer al mal llamado sexo débil no se tiene derecho a demostrar sin antes ser reprobado.

Levantarse todos los días sin saber qué hay más adelante, hay días claros y soleados, hay otros nublados, pero hay otros demasiado oscuros donde no se logra ver nada, sólo se sigue el instinto de sobrevivencia, este que no permite darse por vencida porque hay otros que dependen de lo fuerte que seas, somos seres especiales que nacimos para acciones especiales, acciones que quizás transformen el mundo o posiblemente sólo transformen el nuestro.

Sí, ella es madre y madre cabeza de hogar, ha elegido hacer ese trabajo maravilloso de educar, proteger, mantener y guiar a seres hermosos que nacieron de ella. Siempre lista para una nueva aventura y asumiendo el extraordinario reto de vivir.

No sé qué piensan ustedes pero mirarse al espejo y encontrar que en ella lo he tenido todo es lo más hermoso; ¿hoy ya te miraste al espejo y desnudaste tu alma?.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.