Foto tomada de LA VANGUARDIA

El 1 de octubre en horas de la tarde, se disputó en el Santiago Bernabéu, el partido entre el cuadro merengue y el equipo belga, el «Brujas». El cuál para sorpresa de todos terminaría empatado a dos, luego de que el Madrid remontada los dos goles con los que estaba perdiendo.

El partido empezó con un gol tempranero del delantero nigeriano, Emmanuel Denis al minuto 9, quien 30 minutos después volvería a marcar ante un flojo guardameta que no está pasando su mejor momento en el club madrileño y quien fue sustituido en el medio tiempo, por molestias.

En su reemplazo, entro el ex PSG, Alphonse Aréola, quien en el minuto 52 salvaría lo que parecía ser el 3-0, creando así controversia en el arco del Madrid, pues muchos aficionados esperan ver al Francés en el arco y no al Belga.

En el segundo tiempo, el Madrid, mejoro un poco en su estilo de juego y a través de su capitán, Sergio Ramos y del brasileño, Casemiro, anotaron los dos goles para el empate del juego. Pero este partido, ya encendió seriamente las alarmas del equipo blanco.

Los aficionados siguen molestos con el equipo por los resultados que han tenido, además, de que el juego del Madrid no es ni la sombra de la «era cristiano» y el equipo merengue no tiene un estilo definido ni claro; también, sus refuerzos estrellas no han podido brillar, como Hazard, Courtois, Militao, Jovic… y que algunos de sus jugadores han bajado su rendimiento, como el caso de Marcelo, Modric e Isco.

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.