“Eres enorme!, eres absolutamente enorme”, fue lo primero que pensó la mujer al ver al hombre  había ido a recogerla hasta su casa, ubicada en Oxfordshire (Inglaterra), según documentos policiales.

Según el testimonio de la mujer, ella le dejó claro a Schubert que no tendrían relaciones sexuales, y aunque ella manifestó que si  había visto fotos del hombre, en persona él se veía más gordo.

Fue en su casa tomando té , cuando el hombre de apellido Schubert la forzó a tener relaciones sexuales, por lo que fue denunciado con la policía.  Y los exámenes médicos demostraron que la mujer tenía “laceraciones y abrasiones” como consecuencia de “sexo duro”.

Lo último que ha ocurrido es que Schubert negó “dos cargos de violación y dos cargos de agresión sexual por penetración”.

 

Puedes seguir a Mundo 724 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.